lunes, 20 de octubre de 2008

La Tosferina o Coqueluche

Es una infección respiratoria altamente contagiosa que produce ataques incontrolables de tos y falta de aliento. Antes de la aparición de la vacuna, era una enfermedad pediátrica a veces fatal. Aún aparecen brotes especialmente en los niños pequeños que todavía no completaron el calendario de vacunación y en los adolescentes con deterioro del sistema inmune.Los adultos también pueden contraer la infección. Si bien la enfermedad es más peligrosa en los bebés y en los niños pequeños, un cuarto de los adultos padece alguna complicación, como fractura de costillas o hernia abdominal.Los signos de que la tos podría ser pertusis incluyen ataques reiterados de tos de más de una semana que a veces causan falta de respiración y asfixia. El signo típico de la tos Coqueluchoide es el ataque de tos que termina con una inhalación muy profunda con un sonido característico o "estertor". Para prevenir, los bebés y los niños reciben cinco dosis de la vacuna DTPa, que protege también de la difteria y el tétano. Pero como la inmunidad a la pertusis tiende a desaparecer hacia el final de la niñez, los expertos recomiendan que los adolescentes y los adultos reciban dosis de refuerzo, tanto para protegerse como para evitar el contagio a un bebé o niño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada